Tortilla de tomate y brócoli a la parrilla

En esta ocasión te traemos una deliciosa receta para preparar magdalenas sin gluten caseras. Una receta rápida y sencilla que te hará disfrutar a ti y a toda tu familia.

  • Bate las claras a punto de nieve
  • Agrega el resto de los ingredientes en el siguiente orden: yemas, azúcar y aceite.
  • Incorpora la harina, la maizena y el impulsor.
  • Rellena las cápsulas hasta la mitad y ponlas en el horno, previamente calentado, a 180º C o 350ºF, durante 20 minutos.

Bate con la varita todos los ingredientes, incluidas las 3 manzanas.

Después de untar un molde con mantequilla añade la mezcla, adornando por encima con rodajas de manzana.

Mete al horno durante 3/4 horas a 180 ºC o 350 ºF. Después de que las saques del horno, puedes cubrir la superficie de la tarta con mermelada de albaricoque.

Consejo: La cobertura de rodajas de manzana puedes ponerla cuando quede un cuarto de hora para sacarla. Y luego las pincelas con glaseado de mermelada de albaricoque.

Para la base:

  • 1 paquete galletas tipo María libre de gluten.
  • 60 g de mantequilla y un chorrito de leche.
  • Usa un molde desmontable o de silicona.
  • Tritura las galletas. Añade la mantequilla troceada y el chorrito de leche y mezcla todo.
  • Vierte sobre un molde desmontable, esparciéndola muy bien por toda su base, y mete la mezcla en el frigorífico para que se endurezca.
  • Calienta 250 ml de la leche con 250 ml de la nata y 50 gr de azúcar, añade gelatina y los 150 gr del chocolate negro a fuego suave y moviendo poco a poco para que no se pegue.
  • Cuando el chocolate esté derretido, sube un poco el fuego sin que llegue a hervir. Cuando esté más cuajado retira y viertelo al recipiente de la tarta.
  • Luego haz la siguiente capa de la misma manera pero con el chocolate con leche y luego con el blanco y así en ese transcurso de tiempo la anterior capa ya se habrá cuajado de manera que puedas echar la siguiente y así sucesivamente.
  • Deja reposar toda la noche y desmolda al día siguiente.

NOTA: para ir enfriando las capas se puedes meterlas en el congelador cuando están tibias y sacarlas al ratito. Finalmente, se congela del todo y así luego resulta mas fácil desmoldarla.

 

  • Lo primero que debes hacer es preparar la masa. En la cubeta de la amasadora pon el preparado para pan sin gluten con la sal y la levadura sin que se puedan tocarse.
  • Añade el aceite, el agua a temperatura ambiente, el vino y un huevo.
  • Mezcla todo perfectamente hasta que logres conseguir una masa lo más homogénea posible. Luego envuélvela en un papel film  y déjala reposar en la nevera mientras continúas con el resto.
  • Pica la cebolla, el pimiento y los ajos, sofríelos en una sartén con aceite hasta que la verdura quede tierna.
  • Añade el tomate triturado, la sal, el azúcar y luego cocínalos a fuego medio durante unos 10 minutos. Tras esto, incorpora el atún y los huevos cocidos en trocitos. Mézclalos y déjalos a un lado.
  • Enciende el horno y precalienta a 200 ºC o 390ºF
  • Divide la masa en dos trozos iguales. Coloca cada trozo entre dos papeles para horno y estírala con ayuda de un rodillo.
  • Forma dos círculos y reserva un poco de masa de los recortes, para luego decorar la empanada.
  • Coloca una de las masas sobre la bandeja del horno sin retirar el papel de la base.
  • Añade el relleno y tapa con la otra parte de la masa.
  • Cierra todos los filos haciendo un repulgue.
  • Decora la empanada con los trozos de masa sobrantes y pinta la superficie con huevo batido.
  • Haz unos agujeritos con un tenedor sobre la masa para que salga el vapor y no se infle durante la cocción.
  • Hornea a 200ºC durante unos 40 minutos.
  • Lo primero que debes hacer es precalentar el horno a 230 ºC o 450 ºF. Coloca dos dedos de agua a hervor  junto con una canasta de vapor.
  • Mientras tanto, forra una gran bandeja para hornear con papel de horno.
  • También mezcla 2 cucharadas de mostaza de miel, aceite y ¼ de cucharadita de sal  en un tazón grande. Agrega los filetes de pollo y cúbrelo con la mezcla de miel y mostaza.
  • Coloca el pollo en la bandeja del horno y cocínalo durante 9 – 11 minutos.
  • Mientras se cocina el pollo,  coloca las zanahorias  en la canasta de vapor y déjalas hasta que estén completamente tiernas, de 4 a 6 minutos.
  • Escurre el agua y devuelve las zanahorias cocidas a la olla. Agrega el zumo de naranja, la mantequilla, la mostaza  restante y el ¼ de cucharadita restante de sal.
  • Coloca la olla a fuego medio-alto. Cocina, revolviendo a menudo, hasta que la mezcla de zumo de naranja esté cubriendo ligeramente las zanahorias, de 4 a 6 minutos.
  • Sirve el pollo junto con las zanahorias, y la salsa.
  • Espolvorea con perejil, si lo deseas.
  • Puedes acompañar con cus-cus libre de gluten a base de maíz.
  • Vierte el aceite de oliva en una sartén antiadherente grande (aproximadamente de 10 pulgadas) a fuego medio.

  • Agrega las cebollas dulces y cocina no más de 1 minuto.

  • Posteriormente, comienza a añadir el tocino. Cocina al menos por 3 minutos o hasta que las cebollas estén suaves, revolviendo frecuentemente.

  • Mientras tanto, en un tazón grande, empieza a batir los huevos con crema espesa.

  • Añade las espinacas, el pimiento asado, la sal y la pimienta; mezcla bien hasta que todos los ingredientes queden distribuidos uniformemente.

  • Revuelve esa mezcla en la mezcla de tocino cocida en una sartén.

  • Debes cocinar la mezcla al menos por 8 minutos o hasta que la parte inferior de la tortilla esté dorada, levantando los bordes con una espátula para permitir que los huevos crudos fluyan hacia la parte inferior.

  • Cubre con queso toda la parte superior.

  • Coloca la sartén debajo de la parrilla o en un horno caliente hasta que el centro esté listo y el queso se derrita.

  • Para servir debes cortarla en gajos.

  • Si lo prefieres, puedes cortarla en cubos y servirlas tipo pasapalos.

  • Es importante esperar que se enfríe la tortilla para poder desmoldarla y cortarla.

  • Si lo deseas, puedes servir con un trozo de pan sin gluten.

  • Precalienta el horno a 350 °F o 180ºC.
  • En una sartén grande a fuego medio, agrega el pollo, el agua y el condimento de chipotle.
  • Mezcla bien para combinar, y calienta hasta que el pollo alcance una temperatura interna de 165° F, puedes verificar la temperatura con un termómetro para estar más seguro.
  • Luego comienza a calentar en una sartén a fuego medio-alto, o colócalas en una bolsa de almacenamiento con una toalla de papel húmeda y un microondas durante 20-30 segundos.
  • Ahora procede a ensamblar las tortillas. Esparce crema agria por la mitad de la tortilla, una por una. Luego espolvorea con queso rallado, cebolla picada y pollo.
  • Repite este procedimiento hasta culminar las tortillas deseadas.
  • Enrolla cada tortilla para que ambos extremos estén todavía abiertos y colócalos, con la costura hacia abajo, en un plato para hornear engrasado. Repite para las tortillas restantes, alineándolas una al lado de la otra en el plato para hornear.
  • Extiende una taza de salsa sobre la parte superior de las enchiladas y espolvorea 1/2 taza de queso restante en todo el plato.
  • Cubre la sartén con papel de aluminio y hornea por 20 a 25 minutos, o hasta que se caliente y el queso se derrita.
  • Para servir puedes espolvorear cilantro o perejil al gusto.
  • Comiemza combinando el calabacín, la batata y el huevo en un tazón. Es importante que los ingredientes estén rallados para que se compacten mejor. También puedes hacerlo con los ingredientes picados en trozos bien pequeños.
  • Paralelo, mezcla en otro tazón los ingredientes secos como: la harina y las especias. De ser posible tamiza para que todo quede bien distribuido.

  • Posteriormente, agrégalos a la mezcla de calabacín y revuelve hasta que esté completamente combinado.

  • Pon una sartén al fuego y vierte el aceite. Verifica que tenga una temperatura elevada, si colocas los panqueques en el sartén a fuego medio corres el riesgo de que se peguen. Por eso, recomendamos hacerlo en superficies anti adherentes.

  • Coloca porciones iguales de la mezcla en la sartén, presionando hacia abajo con un tenedor hasta que se forme un panqueque.

  • Cocina a fuego medio hasta que esté dorado y crujiente, luego voltéalo con cuidado y cocina el otro lado.

  • Retira a un plato forrado con toallas de papel para escurrir.

  • Sazona con una pizca adicional de sal y sirve caliente.

  • Decora con perejil seco.

  • Rocía un poco de paprika si lo deseas ¡Y listo!
  • Comienza pelando las remolachas y vierte un chorrito de aceite.

  • Precalienta el horno a 400ºF o 205 ºC.

  • Coloca las remolachas en una sartén mediana, agrega agua para cubrir el fondo de la sartén; cubre con papel de aluminio. Asa de 40 a 45 minutos o hasta que las remolachas estén tiernas y se puedan perforar con un tenedor o cuchillo.

  • Deja enfriar un poco; retira la piel de la remolacha y córtala en trozos.

  • Recorta las hojas de hinojo y acechar. Corta en rodajas muy finas.

  • Combina la ensalada, las mandarinas, la menta, la remolacha y el hinojo en un tazón grande. Procura hacerlo todo seguido y luego conservar ya que es prioridad mantener la frescura de los vegetales.

  • Vierte el aderezo sobre la ensalada; tira para cubrir uniformemente.

  • Espolvorea el queso de cabra desmenuzado sobre la ensalada. Si lo prefieres, puedes agregarle el queso en trozos.

Vinagreta

  • Combina 2/3 taza de aceite de oliva, 1/4 taza de vinagre de jerez, 3 cucharadas de jugo de limón fresco, sal y pimienta al gusto en un tazón pequeño. Bate hasta que estén bien combinados.

  • Rinde al menos dos raciones.

  • Para mejores resultados, puedes colocarle un poco de miel a la vinagreta.

  • Agrega la harina de uso múltiple libre de gluten, la harina de sorgo, el polvo de hornear y la sal en un tazón mediano y remueve para combinar.

  • Posteriormente, añade la mantequilla y el azúcar al recipiente de una batidora de pie. Agrega el huevo y el extracto de vainilla .

  • Luego comienza a mezclar los ingredientes secos a fuego lento hasta que estén completamente combinados.

  • Divide la mitad de la masa en una bola y envuélvela con una envoltura de plástico.

  • Agrega el extracto de cereza y el colorante rojo para alimentos a la mitad de la masa en el tazón y mezcla hasta que todo se distribuya uniformemente.

  • Gira la masa de galleta roja / cereza en un pedazo largo de envoltorio de plástico y usa tus manos para dar forma a la masa en un rectángulo.

  • Cubre la masa con una segunda pieza de envoltura plástica y luego usa un rodillo de amasar para hacer un rectángulo.

  • Retira con cuidado la capa superior de envoltura de plástico, deja la masa sobre la envoltura de plástico inferior y déjala a un lado.

  • Posteriormente, repite este paso con la masa simple. Levanta la parte inferior de la envoltura de plástico y úsala para invertir la masa en la masa roja.

  • Presiona las dos masas juntas e intenta eliminar cualquier espacio extra que pueda haber entre las dos capas. Retira la capa superior de envoltura de plástico y usa la pieza inferior para ayudar a enrollar la masa en un tronco apretado.

  • Envuelve la masa con fuerza en un envoltorio de plástico o papel film y refrigera durante 4 horas

    • Precalienta el horno a 350°F /180 ºC

  • Desenvuelve la masa y córtala en rebanadas. Coloca las galletas en la bandeja para hornear preparada a aproximadamente a 3 cm de distancia.

  • Hornea por 10-12 minutos o hasta que las galletas estén listas, no doradas.