Información celíacos

¿Qué es el gluten?


Si te has preguntado qué es el gluten y cómo se ha hecho tan famoso en los últimos años, sigue leyendo.

El gluten es una glicoproteína que se encuentra en las plantas herbáceas, más específicamente de la subfamilia Pooideae, a la cual pertenecen el trigo, centeno y cebada. En cada uno de estos cereales, el gluten está constituido por péptidos distintos. Así, el trigo tiene gliadina del trigo, la cebada, hordeína y el centeno, secalina.

Es interesante que no contiene vitaminas ni minerales pero es muy útil. Es utilizado por las características que posee: la esponjosidad, elasticidad y el volumen que da a las harinas en general. Sí, el gluten es la razón por la que el pan es tan maravillosamente delicioso. Pero no es la única, y lo sabemos porque el pan sin gluten no tiene nada que envidiarle 😉

Además, es codiciado por sus propiedades fibrosas y pegajosas, y su efecto espesante y adherente. Es por ello, que el gluten se convierte en uno de los componentes favoritos de toda la industria alimenticia, tanto para la elaboración de harinas y cervezas cebadas, como para la elaboración de todo tipo de alimentos procesados.

¿La avena tiene gluten o no?


Si eres celíaco, puedes comer avena en estado puro. Es decir: Avena sin gluten.


Algunos afirman que la avena tiene gluten. Lo cual es mitad mentira y mitad verdad. En realidad, la avena es un cereal excepcional en su tipo, pues la avenina (Proteína que constituye el gluten de la avena) no hace daño a los celíacos. El problema es que el procesamiento de los cereales suele hacerse con maquinarias compartidas y eso genera contaminación cruzada.


“El gluten es dañino, nadie debería consumirlo”


“Si la gente supiera lo dañino que es gluten, nadie lo comería” Opinión de celíaca en un foro sobre alimentos.

Este tipo de opinión es compartida por muchas personas. Incluso, algunos especialistas de la salud. No obstante, no existe evidencia científica contundente que demuestre que el consumo de gluten genere ninguna reacción adversa en un organismo sano. El daño depende de que la persona padezca alguna condición especial que desencadene la vulnerabilidad. Entre estas causas se hallan:

  • La celiaquía.
  • La intolerancia al gluten no celíaca.
  • Alergia al gluten.
  • Algunas enfermedades autoinmunes.

El verdadero problema aquí radica en que hay un buen número de personas que padecen algunos de los tipos de enfermedad celíaca asintomática o latente. Por eso, ante la sospecha lo mejor es buscar un diagnóstico certero.

Lo que sí es cierto, es que nadie morirá por falta de gluten, porque, como ya se explicó, carece de valor nutritivo. Claro, la alimentación es un asunto muy personal. Una cuestión de elección y un derecho. Por eso, si alguien decide por cuenta propia no consumir gluten, puede hacerlo sin problemas y sin ningún perjuicio real a su salud, siempre y cuando mantenga una alimentación adecuada.

Alimentos con gluten vs alimentos sin gluten

Sacando cuentas, en realidad las fuentes de gluten de gluten son pocas. Apenas tres cereales. El problema es que son precisamente los cereales la base de la alimentación a nivel global y el monopolio del trigo es avasallante.
Es muy difícil hallar alimentos procesados que sean realmente libres de gluten. Los jugos, preparados para bebés, compotas, dulces y prácticamente todo lleva trigo en su manufactura.
Pero eso no es todo, existen alimentos que no contienen trigo en sus ingredientes, pero que, debido a su lugar y proceso de preparación, están contaminados con mínimas cantidades de gluten, suficientes para afectar la salud de la población intolerante. Ahora bien, ¿Dónde encontrar alimentos gluten free y cómo identificarlos?

¿Cómo puedo reconocer lo alimentos libres de gluten?

Para conocer si los productos o alimentos contienen gluten, es necesario conocer la . Esta clasificación divide los alimentos en tres grandes grupos: Los genéricos, específicos y convencionales. Los alimentos genéricos son los que naturalmente son libres de gluten y sin importar la marca, pueden ser consumidos. Entre estos están: Frutas y verduras, legumbres, carnes, entre otros.

También se pueden encontrar los alimentos específicos, que son aquellos destinados especialmente para las personas con enfermedad celiaca, y tienen los sellos y certificaciones pertinentes. Pueden tener la etiqueta “especial para celiacos” o “sin gluten” en ellos. Por otra parte, se tienen los alimentos convencionales, los cuales en su mayoría pueden contener gluten. Solo están permitidos para personas celiacas aquellos que tienen el distintivo “Sin gluten” en su etiqueta.

Esto quiere decir que ha pasado por un proceso especial para convertirse en un alimento apto para intolerantes al gluten, alérgicos y personas con enfermedad celiaca. Se debe tener cuidado con los productos marcados “bajos en gluten” pues contienen una cantidad pequeña de esta proteína.
Si todavía tienes dudas, consulta este artículo donde hallarás de manera detallada cómo llevar una dieta sin gluten al 100%.

¡Sí se puede! Feliz con o sin gluten


Realmente, padecer cualquier condición especial de la alimentación puede parecer una tortura al principio. Pero es más fácil afrontar los retos de la celiaquía, al ser optimistas y aprovechar lo que sí se puede hacer. Hay una variedad de cereales sin gluten como el arroz, el maíz, amaranto, quinoa, teff, etc. ¡Disfrútalos!


Además, antes existía mucho desconocimiento al respecto. Ahora en cambio, se está gestando todo un mercado alrededor de las personas con esta necesidad. De modo que es muy sencillo hallar, restaurantes sin gluten o harina sin gluten para disfrutar de una vida normal en el máximo grado posible.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *