Información celíacos

10 cosas que no sabías sobre la celiaquía

Aunque está diagnosticada desde el siglo pasado, lo cierto es que apenas hace algunos años se empezó a conocer más sobre la celiaquía. Mucha gente todavía tiene preconceptos equivocados, por lo que vale aclarar de qué se trata. Bajo este contexto, muchas cosas se dicen acerca de la enfermedad celíaca. Algunas son ciertas y otras están basadas en mitos. Por ello, te dejamos con una lista de diez cosas que no sabías de la celiaquía.

1- La celiaquía es una enfermedad que no tiene cura

La celiaquía es una enfermedad autoinmune. Esto quiere decir que el mismo cuerpo daña a las células sanas. Principalmente, lo que el cuerpo rechaza es el gluten, una proteína que está presente en muchísimos alimentos de todo tipo. Todo eso provoca un cambio de vida radical en las personas que son diagnosticadas.

Así como suena. Al tratarse de una enfermedad autoinmune, no existe medicación o fármacos que terminen con la enfermedad, puesto que no se trata de un virus o una bacteria. Es el mismo cuerpo el que la “fabrica”, por decirlo de alguna manera.

Por tal motivo, el paciente deberá someterse, desde que se le descubre la enfermedad, a una dieta sin gluten.  Esta dieta deberá ser estricta y rigurosa, y mantenerse durante toda la vida. Esto último no es opcional: el intestino de las personas con celiaquía no tolera el gluten. Si lo consumen, éste se daña y se va intoxicando cada vez más, provocando graves perjuicios en la salud del paciente. No obstante, si mantiene esta dieta estricta, puede vivir una vida totalmente normal.

Imagen de FreePik

2-La celiaquía se manifiesta mayormente por una predisposición genética

Un 20% de los pacientes con celiaquía tiene algún familiar que también la tiene. Esto quiere decir que existe una cierta predisposición genética, entre familiares de primer grado, es decir, entre quienes tienen lazos consanguíneos. Suele ser común que si un niño tiene celiaquía, alguno de sus padres, abuelos o bisabuelos la haya padecido.  Los genes son determinantes en el desarrollo de la enfermedad: existen más de 50 genes identificados y relacionados con la enfermedad  celíaca, según los últimos estudios del genetistas humanos.

No obstante, no es determinante en todos los casos. Puede que en una familia, un solo miembro la desarrolle. Recordar que se trata de una enfermedad autoinmune, el mismo cuerpo daña a sus células. Pero, la primera causa es sin duda una cierta predisposición en la genética.

3- Existen tipos de celiaquía, no grados.

Mucha gente suele confundir sobre la existencia de diversos grados de celiaquía. Así, muchos suelen decir “que no son tan celíacos”. Pues, esto es falso. Una persona tiene celiaquismo o no lo tiene. Ahora, que manifieste menos síntomas o malestares que otra persona, depende exclusivamente de cada organismo.

Los tipos de celiaquía que existen son:

-Celiaquía clásica o sintomática: es la común y es la que se suele diagnosticar con mayor facilidad, puesto que presenta sintomatología que le permiten a los médicos hacer los estudios rápidamente.

-Celiaquía subclínica o asintomática: no presentan síntomas, pero tampoco dejen ingerir gluten.

Imagen de FreePik

-Celiaquía potencial: cuando una persona posee los anticuerpos positivos a la enfermedad, pero al momento del diagnóstico no presenta ningún tipo de daño en la mucosa intestinal.

-Celiaquía latente: no presentan en el corto plazo, atrofia en la mucosa intestinal, pese a si tener una biopsia yeyunal normal o con aumento de linfocitos.

-Celiaquía refractaria: es la más grave de las celiaquías, porque no cesan los síntomas pese a no consumir gluten, y puede terminar en un linfoma.

4- La celiaquía no es una simple intolerancia

Al tratarse de una enfermedad autoinmune, no se trata solo de que el cuerpo no “resiste”, sino de que ataca a las células sanas del cuerpo.  Por lo tanto, esto conlleva todo un cambio de vida que no es opcional. Las intolerancias son otro tipo de malestar, que si bien son graves, no significa lo mismo que una enfermedad autoinmune.

Suele creerse que es una simple alergia, y que, como tal, puede “irse” en algún momento, o que hay “días y días”. Esto no es así: la reacción en las vellosidades y en la mucosa intestinal dañan las células sanas, y sobre todo, daña los tejidos. En la intolerancia al gluten no celíaca, no hay daño permanente a los órganos.

5- La dieta sin gluten no adelgaza

Es uno de mitos más comunes que giran alrededor de la celiaquía. Se cree que, al no consumir harinas con gluten, los pacientes son delgados. Pues, eso no es así. No existen estudios respecto a una propiedad engordante del gluten, por lo que, al menos para la comunidad médica, sólo se trata de una falsa información o creencias, de las tantas que giran alrededor de la enfermedad.

De hecho, el gluten en las personas no celíacas es necesario. Nunca se debe auto-proveer una dieta libre de gluten sin recomendación médica. Sólo basta con ver la composición de algunos alimentos sin gluten, y se verá que muchos tienen gran cantidad de azúcares y grasas.

6- La mayoría de los alimentos procesados tienen gluten

En la fabricación de alimentos procesados, se usan aditivos, conservantes, espesantes y máquinas que pueden contener cantidades variables de gluten. Entonces, pensar que un alimento cualquiera es libre de gluten solo porque no contiene trigo, cebada o centeno es un error.

No basta con que un alimento no tenga gluten en su composición. Para que un celíaco pueda consumir un producto, debe estar garantizada su realización, esto es, evitar la contaminación cruzada. Por tal motivo, en las etiquetas se debe aclarar que es un alimento sin gluten y sin trazas. Muchos celíacos, por lo tanto, eligen cocinar ellos mismos sus alimentos,  para asegurarse que realmente no hubo contaminación cruzada.

Una persona celíaca tolera entre 10 y 20 ppm. de gluten, aunque dependerá de cada organismo.

7- El cuerpo no se acostumbra al gluten jamás

Autor: Grinvalds

Aunque pueda parecer reiterativo, el paciente con celiaquía debe ser consciente de que el único tratamiento que le sirve es el no comer alimentos derivados del gluten.

¿Por qué? Porque de esa manera evita consecuencias negativas para su salud. Entre los trastornos que se pueden citar, se encuentran la fatiga crónica, depresión, retraso en el crecimiento, apatía, anemia, osteoporosis y algunas enfermedades o trastornos más graves como aborto, diabetes o linfomas.

8- La celiaquía afecta más a las mujeres que a los hombres

Dos de cada tres personas diagnosticadas con celiaquía son mujeres. De hecho, a nivel general, esta estadística se repite con el resto de las enfermedades autoinmunes.  Por otra parte, los síntomas entre mujeres y hombres suelen ser diferentes. Esto se debe, principalmente a las hormonas que posee cada de organismo.  De hecho, según estudios médicos, una de las principales causas de que la enfermedad se manifieste más en mujeres que en varones tendría que ver con los estrógenos.  Los estrógenos estimulan el sistema inmunológico, mientras que la testosterona (hormona masculina), lo mantienen más relajado.

9- Una dieta celíaca cuesta más que una dieta con gluten

Lamentablemente, los costos de los productos para celíacos son más elevados que los de los productos que tienen gluten.

Esto provoca un aumento en el coste de vida de los pacientes con enfermedad celíaca. Al tratarse de productos muy específicos, como harinas que no se encuentran en cualquier mercado, tiene un costo diferencial.

Algunos países obligan a las obras sociales a brindar ayuda a los celíacos, y, afortunadamente, esto va todavía más en aumento. ¡En buenahora! La celiaquía es una enfermedad como cualquier otra, por lo que debe ser tomada con la misma importancia.

10- La celiaquía está asociada a otras enfermedades autoinmunes

Muchos pacientes celíacos también presentan otras enfermedades autoinmunes. Un organismo que desarrolla una enfermedad autoinmune, suele desarrollar luego alguna otra. Por lo tanto, se habla de que existen varias enfermedades asociadas a la celiaquía, de las cuales te puedes enterar en este link.

En ese sentido, los chequeos médicos deben ser frecuentes, y estar atentos a cualquier síntoma no celíaco que se pueda presentar.

 

Referencias:

-“8 cosas que no sabías sobre la enfermedad celíaca”: https://rosarionuestro.com/8-cosas-que-no-sabias-sobre-la-enfermedad-celiaca/

-“Grados de celiaquía”: https://celicidad.net/grados-de-celiaquia/

-“El papel de la genética en la celiaquía”: https://celicidad.net/genetica-y-celiaquia/

-“Las enfermedades autoinmunes, mucho más frecuentes en las mujeres”: https://celicidad.net/enfermedades-autoinmunes-mujeres-celiaquia/

– “6 cosas que no sabías sobre el gluten”: https://www.lne.es/sociedad/2017/02/01/6-cosas-sabias-gluten-celiaquia/2050844.html

-“Las 10 cosas que un celíaco tiene que saber para “sobrevivir”: http://www.telam.com.ar/notas/201705/187926-las-diez-claves-que-un-celiaco-tiene-que-saber-para-sobrevivir.html

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *